El gran apagón y la especulación económica

Los especuladores buscan cómo ganar dinero con el gran apagón

Ganar dinero con el gran apagón eléctrico o con cualquier cambio de paradigma, cómo prevenirnos ante los especuladores.

Ganar dinero con el gran apagón

Se abren nuevas oportunidades de negocio con el gran apagón, y muchos no la desaprovecharán

No hay que actuar de manera desmedida ni alarmista, pero a veces, cuesta poco ser precavido. Ya conocemos el dicho: “Más vale prevenir que curar”. De hecho, al igual que pasó con las mascarillas al inicio de la pandemia. Los precios de este tipo de suministros se disparan en los momentos iniciales del incidente debido a la alta demanda y a la baja oferta presente en el momento. Por lo que, lejos de infundir teorías conspiratorias y crear el pánico social. Se trata de poner en aviso tal y como se debió haber hecho con la pandemia que nos mantuvo confinados en casa durante dos meses.

Podemos encontrar la teoría conspiratoria cuando nos preguntamos quién fue el culpable de la pandemia. Pero que existiera el virus y se llevara la vida de más de 80.000 españoles es un hecho, sea cual fuese la causa del origen del coronavirus. Algunas personas aseguraron en su momento que todo era parte de la tercera Guerra Mundial: Primero con un ataque biológico a la población y segundo, con un ataque cibernético a las redes. Pero esto, no son más que conspiraciones y vamos a tratar de soportarnos en hechos y en datos. Para tomar medidas que nos protejan a nosotros y a nuestros seres queridos. 

No sabemos la gravedad que podrá tener el gran apagón en otros países de Europa, aunque sus gobiernos lo dan como seguro. La incógnita en España es si esto nos salpicará o seguiremos nuestras vidas como si nada mientras media Europa se apaga. Sea como sea, es realmente fácil tomar unas ciertas prevenciones ahora, que podemos hacerlo desde la comodidad de nuestras casas. Provisiones como un camping gas y una buena linterna con dinamo nos serán de gran utilidad si el gran apagón afectara a España. Dado el caso, tal y como auguran los expertos, la electricidad se repondría en unas dos semanas. Pero, si ese tiempo se prolongara, estas provisiones podrían salvarnos la vida al haber estado mínimamente preparados con antelación.

Ganar dinero con el gran apagón

Tengamos en cuenta que el precio de un camping gas o de una linterna se dispararía en esa situación. Nadie iba a querer venderte algo esencial para sobrevivir por 20 euros.

De hecho, algunos especuladores están haciendo un acopio egoísta de este tipo de materiales meramente con fines de enriquecerse, sin pensar en los demás. Ya que si sucede el gran apagón las ganancias serían desmesuradas. Esto no es lo ideal en una sociedad con firme moral, pero siempre habrá ciertas personas que prefieran enriquecerse de forma salvaje dejando la moral a un lado.

Por supuesto, no hay que crear alarma social, pero tampoco mostrarse pasivo ante una amenaza. Del mismo modo, tampoco hay que incitar a los especuladores a que aumenten aún más su fortuna al vender productos de necesidad a aquellos que no fueron lo suficientemente precavidos. Es un hecho, que en momentos de crisis global, los ricos se hacen más ricos. En la pandemia, los más ricos triplicaron su fortuna, y la riqueza de los millonarios norteamericanos creció el 45% en tan sólo un año. La posibilidad de ganar dinero con el gran apagón está ahí, y no pienses que muchos no la aprovecharán.

La especulación también tuvo lugar con el coronavirus, a pesar de que era material que necesitaban las personas, como las mascarillas y los geles hidro alcohólicos, para venderlos a precio de oro. La demanda de las mascarillas en farmacias aumentó en un 10.000% respecto al mismo mes del año anterior. Durante las primeras siete semanas del estado de alarma se hizo prácticamente imposible encontrar mascarillas y quiénes la vendían, lo hacían a precios realmente abusivos, otorgándoles unas ganancias sin precedentes.

El problema que ocurre cuando hay un desajuste tan alto entre demanda y oferta es que, aunque el gobierno intente establecer un precio máximo, esto afectará únicamente a los distribuidores oficiales. Pero en las calles, en el mercado negro, siempre existirá la especulación. Es decir, si una farmacia puede sacar mucho más beneficio por sus mascarillas, no le saldrá rentable venderlos de cara al público. Es más rentable colgar el cartel de “agotado” y vender todo el lote a un especulador. Esto sucedió en otros países, pero más aún en España. Por lo que habrá especuladores que deseen ganar dinero con el gran apagón.

ganar dinero con el gran apagón eléctrico

Según la fuente citada anteriormente, a mediados de marzo del año pasado la policía detuvo a unos estafadores que vendían paquetes de 22 mascarillas a 600 euros y luego no las enviaban.

Lo triste de esta noticia, es que tenían precios de locos y aún así las personas compraban. Normalmente, cuando es una estafa, se ponen precios más baratos para que precisamente las personas compren sin dudarlo pensando que es una ganga. Pues la ganga era: “22 mascarillas a 600€”. ¿Cuánto cuestan ahora un paquete de mascarillas en Mercadona?: El paquete de 10 unidades sale a 1€.  Por lo que, las 22 mascarillas costarían hoy día tan sólo 2,2€ euros.

Con esto podemos ver como muchos especuladores dejan su moral atrás debido a las increíbles ganancias económicas que esto le aporta. No todos los días se puede convertir un par de euros en 600€, y además tener una cola de personas deseando comprarte a precios de locura. ¿Cuánto valdrá un camping gas si se va la luz de forma prolongada? Mucho dinero, demasiado. El problema de esto es que no es complicado ganar dinero con el gran apagón.

El ansia de ganar dinero con la pandemia llegó a tal nivel que la pillería sobrepasó el sentido de lo ridículo en el confinamiento. ¿Recordamos cuando se ponían a la venta mochilas de Glovo para poder salir a la calle haciéndose pasar por repartidor de comida?

Si esto llegó a ocurrir, no duden que ahora mismo ya hay especuladores haciendo acopio de todos los materiales del kit básico de supervivencia para un apagón. La mejor forma de frenar la especulación es no depender de ellos, es decir, tenerlo de antemano, pagando un precio justo por los productos.

De este modo ganamos dos batallas: ahorras tu dinero y no se alimenta a los especuladores. Lo peor que puede existir para éste último grupo de personas es un población preparada y que no necesite esos materiales en los picos de máxima necesidad. Si los españoles hubiéramos sido prevenidos del coronavirus, sin saltar las alarmas, y hubiéramos gastado 10 euros en mascarillas, los especuladores no se habrían hecho millonarios a costa de nuestra necesidad y pasividad frente a los avisos que nos está dando el gobierno de Austria. El mismo servicio de inteligencia que ya predijo el coronavirus.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *