¿Puede un virus provocar un gran apagón?

virus informatico gran apagon

Virus informático provoca un apagón:

Un virus informático denominado Black Energy provocó un apagón en Ucrania en 2016. Dejando a 80.000 personas sin electricidad durante seis horas. Ese virus se diseñó en 2007 y fue mejorando con el tiempo. En 2016 ya podía apagar ciudades enteras, por lo que ni pensemos que sería capaz de hacer en la actualidad.

Frente a este suceso, Ucrania señaló a Rusia como principal sospechoso del ataque informático, en lo que pudiera ser, una demostración de poder. Esta demostración empírica puso en manifiesto la amenaza que puede suponer un atentado informático sobre la red. Dejando inhabilitadas las plantas nucleares y centrales eléctricas de Ucrania.

Previamente, un virus desarrollado en conjunto entre Estados Unidos e Israel ya había producido serios daños en las centrales de Irán. Pero este nuevo virus fue capaz de hacer precisamente lo que Austria está avisando: Dejar sin electricidad a poblaciones enteras.

Recordemos que Austria sigue sin decir la causa del gran apagón y por ahora, tal sólo hay presuposiciones. El de un ataque terrorista pudiera ser una de las causas, de hecho, España ya ha sufrido duros golpes. Un ataque terrorista informático sería silencioso y efectivo, y ya se ha demostrado que es plausible que un virus informático provoque un apagón eléctrico.

virus informatico gran apagon

Los hackers conocían perfectamente los programas de acceso remoto para bloquear las defensas del sistema y poder controlar la central. Esto ocurrió en Ucrania con un empleado de la central eléctrica, al abrirlo desató al virus que se instaló en tantos ordenadores como pudo y se quedó espiando todos los movimientos. Una vez recopilada la información instaló un paquete denominado KillDisk. Ya deja entrever la funcionalidad del mismo: Destruir los archivos vitales para el funcionamiento de la central, no sin antes controlar la estación eléctrica para producir los apagones que desearan. Al borrar los archivos de la central, además de retrasar su restablecimiento, los hackers borran sus huellas. Esta ha sido la primera vez que un virus informático provoca un apagón.

A su vez, los estos hackers informáticos atacaron a las distintas webs y centrales de la compañía de tal forma que los clientes no podían ni llamar. Tampoco podían obtener información alguna en la web por los que no sabían que un virus informático había provocado un apagón eléctrico. Este ataque fue tan sólo una demostración de fuerza, y gracias a ello ya conocemos el alcance de un virus informático.

La parte importante de esta noticia publicada es lo que comentó Samuel Linares en 2016. Es el líder tecnológico en Booz Allen Hamilton y el cofundador del Centro de Ciber Seguridad Industria. Indicó lo siguiente: » No veo nada fuera de lo normal a la noticia, lo raro es que se haya publicado». Esto último es lo importante. Según indica, «existen otros muchos precedentes pero normalmente no existen ningún interés parte de los altos cargos en hacer pública esta información». Y tiene sentido, existe una gran diferencia entre lo que nos cuentan y lo que sucede en la realidad.

Es de entender que los altos cargos de una planta eléctrica no deseen desvelar sus debilidades, tanto por su reputación como por los inversores de la empresa en caso de estar privatizada. Tampoco interesa en absoluto en el ámbito político. De hecho, aún cuando se conoce la situación, es entendible que un político prefiera tratar de crear una sensación de paz y tranquilidad que una de alarma en la que los ciudadanos hagan preguntas. Como bien dice Samuel Linares, lo extraordinario de esta noticia, no es la noticia en sí, sino que haya salido de forma pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *